Translate

martes, 11 de julio de 2017

Restaurante 1921 del Hotel Sofitel (Casino Carrasco)

Un lugar emblemático de Montevideo, reciclado a su esplendor original es el entorno de un restaurante digno de ser visitado...


El Hotel Casino Carrasco, inaugurado en 1921 en entonces casi un balneario cercano a la ciudad de Montevideo, fue construido por Don Alfredo Arocena y vivió días de esplendor (como el Uruguay) hasta mediados del Siglo XX. El reciclaje comienza ya transcurridos unos años del Siglo XXI y finalmente en 2013 los uruguayos pudimos admirar nuevamente este emblema de viejos brillos nacionales con una restauración minuciosa realizada por artesanos y estudiantes de Bella Artes. La dirección del proyecto fue encargada al arquitecto argentino Francisco López Bustos y logra mantener la impronta del diseño original mezclándolo con las más modernas tendencias.


Vista general del salón del restaurante, hay mesas en el círculo exterior

1921 es el restaurante del Sofitel Casino Carrasco, un lugar donde conviven la estética de principio de siglo y el esplendor de la sociedad montevideana cuando Uruguay era "il paese dell'oro" con los más modernos conceptos de estética y servicio al presente. El nombre del restaurante proviene del año en que fue inaugurado el hotel.

Los invito a que disfruten conmigo la experiencia gastronómica y también arquitectónico del mismo.


Me encanta como se combina el estilo original con la decoración moderna... es un lugar ideal para llevar a un visitante del extranjero o disfrutar un poco de las glorias pasadas del comienzo del Siglo XX.

Mesa sobre la ventana

La vista desde la mesa, un mediodía soleado, la rambla de Carrasco, las palmeras... la playa... para quedarse de sobre mesa sin apuros... como cuando Carrasco era un verdadero balneario.

Se puede almorzar a la carta o elegir el menú de 2 o 3 pasos, este último a U$S 35, incluyendo entrada, plato principal, postre, copa de vino y agua. Aplicando algunos descuentos con tarjeta de crédito... un precio más que competitivo con la escena local. Ah! y con valet parking incluido. Vayamos a los platos.

Panera y acompañamientos

Primero la panera, con panes surtidos, aceite de oliva y tapenade . Les confieso que la petite baguette no era lo mejor pero los demás panes y tostada estaban muy ricos.

De las cuatro opciones de entradas elegí un crocante de morcilla y manzana verde... es algo así como una tapa más decorada. Exquisita, muy bien presentada (mejor que la fotografía).

Entrada

No creo que haya muchos restaurantes de Montevideo logren esta presentación en un plato... !

Para plato principal había más opciones, en total unas ocho, seleccioné salmón con ensalada de quinoa.

Plato principal

Nuevamente, excelente presentación, el punto del salmón tal vez no era el perfecto... pero no soy un Chef... estaba exquisito. La atención sumamente delicada y profesional, cosa que tampoco es común en la ciudad.


Otra vista del plato y de la copa de vino... ya quedaba menos porque estaba muy bien servida. Elegí Atlántico Sur Syrah 2016. No había probado esta cepa anteriormente, me gustó, es más suave que el Cabernet Sauvignon pero un poco más intensa que el Pinot Noir. No hay opciones de elección de vinos blancos o rosados... igualmente muy disfrutable.

Y llegamos a los postres, con una selección de un carrito de postres... se pueden elegir 3 mini postres, no había demasiada variedad y son muy pequeños pero es como una degustación.

Postres!! Pequeños, sin culpa


Postre de maracuyá, bomba de chocolate y maccaron de limón, de izquierda a derecha.


Otra opción de postres degustación

El menú ejecutivo incluye café o té a elección. Con los descuentos de tarjetas de crédito vigentes, quedó en $1500 para dos personas (sólo a mediodía de lunes a sábados), un precio más que competitivo por un almuerzo gourmet en un entorno inigualable en Montevideo, se los recomiendo!

Finalmente, por si no lo conocen, les dejo un video del hotel y su entorno.




Te gustó el post y querés leer entradas similares??


Aquí te dejo los enlaces













No hay comentarios:

Publicar un comentario