Translate

viernes, 1 de mayo de 2015

Opinión: por qué la comida casera está perdiendo vs comer afuera

En estos días se habla mucho de la comida sana, dietas veganas, vegetarianas, crudívoras, de iniciativas para que los niños cocinen y se conecten con la producción de alimentos, de los productos orgánicos, de los transgénicos, sustentables, locales, huertas urbanas... toda una tormenta de conceptos.

Uno de los más repetidos, sobre todo por los cocineros de televisión y sus sponsors supermercados es cocinar casero y comer más sano...(??)


Cocinar casero... los que leen el blog pueden ver que es una actividad que realizo frecuentemente. No sólo me gusta, en realidad la disfruto: es creativa y es una forma de mostrar amor.

Pero igualmente tengo que decirles mi opinión, y pienso que en pocos años en Uruguay y otros países latinoamericanos va a retroceder muchísimo la cocina casera como lo ha hecho en los países desarrollados y la razón se las explico a continuación.


Se trata de un problema de productividad, es un concepto que los economistas manejan con frecuencia y es la capacidad de producir algo en relación a los costos de los insumos.

Sencillo. Supongamos que se trata de obtener medio kg. de pan.

En forma casera, nos llevará 2 horas entre amasar, leudar y poner al horno. Supongamos que usamos horno eléctrico solamente para cocinar el pan. Luego tenemos que lavar y ordenar. Ah, y antes tuvimos que ir al supermercado a comprar la harina y la sal. En total, unas 4 horas.


Pensemos ahora en una panificadora industrial. Cada kg de pan se produce en un tiempo mucho menor, con un costo de harina y energía mucho menor, porque hay mayor escala y eficiencia en todo el proceso.



Ya van captando la idea.

En la medida que en Uruguay más personas, en particular mujeres, tienen trabajo e ingreso y que su poder adquisitivo aumenta, en vez de dedicar 4 horas y mucho dinero en insumos a cocinar medio kg de pan, mejor se compran ese pan, que les costará tal vez unos pocos minutos equivalentes de su salario en su empleo habitual. Con el resto del tiempo, podemos hacer lo que queramos.




Este ejemplo del pan es muy obvio, existen panaderías hace muchísimos años y son escasísimos los hogares en los que todavía se cocina el pan en forma diaria.

Pero es el mismo fenómeno que explica lo que sucede con la comida casera: muchas horas y altos costos de producción. La alternativa de comprarla ya hecha en un supermercado o rotisería hace que nuestro dinero (o tiempo en haber conseguido el dinero) sea mucho más eficiente. Es muy común escuchar a personas que viven solas o de a dos, que no les es económico cocinar.

Quienes cocinan casero entonces? Los hogares de numerosas personas con bajos ingresos, personas para quienes puede rendir más quedarse en la casa y hacer las tareas domésticas, entre ellas cocinar, porque su productividad dentro y fuera de la casa es equivalente.



Claro que personas en hogares de poder adquisitivo intermedio y elevado también cocinan casero, en realidad cada vez menos pero aún lo hacen. Aquí tengo que hacer un paréntesis, no todo es eficiencia y productividad en esta vida. También existen las preferencias personales y culturales; es indudable que comer casero es más rico, más reconfortante, es una forma de vida que no puede cuantificarse en dinero.

¿Terminaremos como en los países desarrollados?


En los países desarrollados es común comprar la comida, calentarla en el microondas y listo, a la basura incluso el recipiente sobre el que se comió: es la tristemente famosa TV Dinner.

Que hoy en día gracias al poder de las telecomunicaciones (que dio el medio para crecer a este blog, como escribí acá) se ve más bien así



Esa cena muy económica en precio (comparada con el poder adquisitivo del hogar) ha desplazado comer casero. De hecho muchas personas han "olvidado" o nunca aprendieron a cocinar con sus padres o abuelos... triste no? Por eso Jamie Oliver tiene una iniciativa para que los niños aprendan a cocinar en las escuelas (link acá).

Uruguay por ahora no tiene una oferta de comida tan económica respecto al poder adquisitivo medio de sus hogares, es debido a la baja escala de industrialización local. Pero sin lugar a dudas que en la medida que continúe el avance del ingreso y mejora del poder adquisitivo, esta es la tendencia de comer comprado afuera será la que predominará.

Estás de acuerdo? Podés dejar tu opinión abajo. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario